Tipos de agresividad en perros

Impactos: 1

Tipos de agresividad en perros.
Lo primero que debemos tener en cuenta es que la agresividad canina es un componente primordial en el sistema de comunicación de los perros. Mediante diferentes muestras de agresión ellos comunican su estado emocional, sus intenciones o su estatus, por ejemplo. Esto es aplicable tanto para los miembros de su manada como para el resto del mundo.
Por tanto podemos decir que la agresividad canina es normal en el mundo canino, dado que es un comportamiento habitual y recurrente en su comunicación. Esto lo podemos observar con facilidad en documentales sobre todo tipo de cánidos, donde veremos que la agresividad estará presente en la inter-relación de los miembros de la manada.

El problema de la agresividad canina radica cuando aparece en la relación entre nosotros y nuestro perro. Donde será responsabilidad nuestra solucionar el problema para que la convivencia sea fluida y agradable. Esto es imprescindible para poder disfrutar de nuestro perro.

A la hora de definir o identificar el origen de esa agresividad que pueda presentar nuestro perro, será importante determinar el tipo de agresividad de nuestro perro.

Los tipos de agresividad en perros son variados y muchas veces están relacionados unos con otros.

Veamos los tipos de agresividad en perros más comunes y/o preocupantes en su relación con los humanos:

  1. Agresividad canina dominante o jerárquica
  2. Agresividad canina posesiva
  3. Agresividad canina por miedo o protectiva
  4. Agresividad canina defensiva
  5. Agresividad canina territorial
  6. Agresividad canina por dolor
  7. Agresividad canina predatoria
  8. Agresividad canina redirigida
  9. Agresividad canina psiquiátrica
  10. Agresividad canina por desconfianza

Tipos de agresividad en perros

Por supuesto hay diversos modos de referirse a cada uno de los tipos de agresividad en perros. Muchas veces se confunden algunos de ellos o se identifican como un tipo diferente de agresividad.
Pero el error de diagnóstico más frecuente que se comete, es el de identificar el tipo de agresividad con otro diferente al real. Esto ocurre porque muchas veces el comportamiento del perro no es análogo al comportamiento canino habitual. Esto tiende a suceder en perros que fueron separados de su madre con excesiva prontitud. Perros que son criados a biberón sin presencia de otros perros, son un ejemplo típico. Digamos que como el cachorro carece de una figura canina a la que imitar comportamentalmente, tiene que desarrollar y aplicar comportamientos por su cuenta. Esto produce resultados diferentes al comportamiento canino habitual y por ello puede dar lugar a error a la hora de diagnosticar.

Por ejemplo, a nuestro centro llegan muchos perros de los cuales sus dueños dicen que su agresividad es por miedo. Esto puede ser tanto porque ellos piensan eso o porque otras personas se lo han indicado. Pero es muy frecuente que el miedo no sea el detonante de su agresividad canina.

Debido a que cada uno de los tipos de agresividad en perros tiene sus particularidades y su propia importancia, vamos a dedicar una página a cada una de ellas. De este modo podremos detallar con precisión cada una de ellas.