Impactos: 282

La comunicación animal es la seña de identidad del Centro Canino Roblezal y Sergio Álava está al frente del mismo .

Con una experiencia en el mundo canino de más de 25 años, Sergio se fue especializando en los campos de la agresividad canina. Además de en la detección por ser a su juicio los más apasionantes y enriquecedores.

Emprendedor de carácter inconformista y muy crítico con su propio desempeño. Su pasión por el estudio y la lectura y el ansia de mejora, le llevaron de volúmenes de psicología humana hasta técnicas más innovadoras que él mismo fue probando y modificando. Así llegó a obtener resultados excepcionales, provocando la incredulidad de quienes los presenciaron, en la comunicación animal.

Con la experimentación medida, sobre nuevos procedimientos para acelerar los métodos de adiestramiento canino, Sergio ha ido modificando sus  técnicas y desempeños a lo largo de estos años.

Esto ha desembocado en un Método propio y único, que en poco se parece a lo que aplican otros profesionales. En palabras de el propio Sergio, se trata de un método no cerrado y de mejora continua. 

Es difícil cuantificar o comparar un caso con otro, sobre todo porque los casos de conductas agresivas difieren mucho entre sí. Pero en el mundo de los perros detectores profesionales, podríamos decir que si hace 5 años tardaba 10 días en conseguir un objetivo difícil, ahora logro acceder al mismo en menos de 6.

Su espíritu emprendedor le ha ligado a otros proyectos que nada tienen que ver con el mundo canino. Formando así parte de varias empresas de renombre, que prefiere no mencionar. El gusto por la lectura le llevó a escribir sus propios títulos, entre ellos el exitoso thriller Dioses del Sahara o el cuento navideño El Reno Patoso que se convirtió en número 1 en solo 2 días.

Sergio se dio cuenta de que había una necesidad por parte del público de obtener ayuda desinteresada para intentar resolver sus problemas. Por ello él mismo no tiene problema en atender las consultas telefónicas y dar algunas claves que permitan al interesado resolver por sí mismo su problema. Claro que esto no es posible en muchos casos, pero él brinda la oportunidad.

Así no son pocos los profesionales del sector que le derivan casos. También acuden a él para resolver dudas o solucionar problemas graves de conducta.

comunicacion animal