Border Collie agresivo

Impactos: 70

Border Collie agresivo, solo decirlo suele sorprender a propios y extraños. Pero la realidad es que porcentualmente, los Border Collie tienen un alto índice de problemas.

Si atendemos a la agresividad propiamente dicha en torno a un 40% de los ejemplares de edad adulta tienen problemas más o menos graves de agresividad. En lo que se refiere a desconfianzas y/o miedos severos el porcentaje de Border Collie agresivo supera el 60%. Quiere esto decir que dado a que son muy propensos a desarrollar miedos de todo tipo, sobre todo a las personas, muchos de ellos resuelven el conflicto con agresividad.

Si sumamos los dos problemas y teniendo en cuenta que algunos casos se solapan, podemos establecer, y nuestra experiencia lo confirma, que el 70% de los ejemplares de edad adulta de esta raza tiene algún problema de comportamiento más o menos grave.

Los casos más graves de Border Collie agresivo, son aquellos que desarrollan agresividades hacia las personas. Generalmente, como en casi todas las razas, esos problemas se agravan en el entorno familiar y más concretamente dentro de la propia casa. Aunque esto es una generalización estadística y cada caso diferirá de otros en muchos aspectos.

Tenemos que tener en cuenta que son perros pastores. Y todos los perros pastores tienen una disposición alta para morder, debido a su selección.

Un caso típico de Border Collie agresivo, es el del ejemplar que desconfía de todo el mundo, incluidos los miembros de su familia humana, con los que se ha criado y con los que jamás ha tenido ningún problema. Es decir, no se le ha maltratado, ni pegado, ni nada por el estilo. Pero el perro o la perra desarrolla esa desconfianza, que va implícita en la raza, y que algunos ejemplares la magnifican.
Muchos de estos perros, no se dejan cepillar o muerden de improviso cuando se les acaricia. otros se meten debajo de una mesa y si se intenta sacarlos muerden. Las respuestas agresivas en el entorno familiar son muy variadas. Un simple baño semanal puede ser una tortura.

Los que cursan con miedos severos, van atemorizados por la ciudad. Muchos de ellos no quieren salir a la calle.

¿Por qué pasa esto? La respuesta es difícil a priori, ya que cada caso particular tendrá connotaciones propias. Pero un factor muy común suele ser una socialización inadecuada (es muy difícil hacer esto bien si no se tiene mucha experiencia). Y que en muchos casos se suma a una prematura separación de la camada. Si a esto añadimos que en el proceso de crianza el cachorro posiblemente no saliera de su entorno conocido, tenemos un cóctel ideal para que el Border Collie agresivo se manifieste más tarde o más temprano.

Si vemos los casos de Border Collie agresivo en entornos rurales de Gales, por ejemplo. Veremos que el porcentaje de perros miedosos es inferior al 20%. El de perros agresivos baja hasta en torno al 10%. Entonces podemos ver que no es un problema propio de la raza. Lo que ocurre es que estos perros necesitan carga de trabajo psicológico. Además de una buena socialización y un buen trabajo de crianza. Los pastores galeses conocen muy bien las necesidades de la raza y obran en consecuencia. Los cachorros salen al campo con sus madres a los 2 meses. Ven mundo y situaciones cotidianas. Se les acostumbra a un manejo, digamos rudo con la intención de que el perro no se sorprenda por nada.

Pero si quitamos esas bases, que en las ciudades no existen a priori, la psicología del perro se desequilibrará, en muchos casos.

Por ello si está teniendo problemas con su Border Collie, le invitamos a que contacte con nosotros. Le asesoraremos encantados.