Miedo a los perros

Impactos: 282

Miedo a los perros

La fobia a los perros es un trastorno muy común que puede tener varias formas; de hecho, es un miedo irracional a una experiencia o idea concreta. Añádase a la realidad que a veces provoca malestar recurrente y reduce la calidad de vida de las personas afectadas. Esto se ilustra claramente en la cinofobia, la fobia hacia el animal más común en la sociedad humana. Y es que los perros son buenos compañeros; cualquiera que los conozca sabe el amor incondicional que brindan y su amistoso compañerismo, haciéndolos fácilmente parte de la familia.

Fobia a los perros o cinofobia: por qué aparece y cómo superarla

En algunos casos el origen es bien conocido por quien la padece (una experiencia traumática, por ejemplo), pero en otros muchos no parece haber una carga de base que provoque la fobia. Este desconocimiento puede provocar que la persona que lo padece piense que su caso no tiene solución. En realidad conocer o no el origen no es en absoluto determinante para solucionar la fobia. Si lo conocemos tendremos las mismas opciones de solucionarlo que si no lo conocemos.
Para superar este tipo de fobia concreta es conveniente contar con la ayuda de una persona con una dilatada experiencia ayudando a personas con cinofobia. Psicólogos experimentados o coachs serán de ayuda, ya que realizarlo en solitario suele ser infructuoso. Sin una guía establecida y comprobada quien se enfrenta en solitario a este tipo de fobia, suele avanzar y retroceder a partes iguales. Esto al final tiende a terminar por desesperar y desanimar a la persona que suele abandonar su lucha.

Con nuestro sistema trabajamos cada caso como lo que es, único y específicamente diferente a los demás. Trabajamos a lo largo de solo 4 sesiones espaciadas semanalmente. De forma dinámica y sobre el terreno iremos trabajando sin presión.

Tratamiento de la cinofobia

Hay diferentes y eficientes formas de tratar el miedo a los perros. Por ejemplo para casos moderados una exposición controlada por inundación puede ser exitosa en muy poco tiempo. El problema principal es el estrés que sufre la persona desde que se le dice lo que se va a hacer hasta que finalmente se hace. Por tanto, en este tipo de casos nosotros no realizamos inundaciones hasta que no estamos seguros de que la persona está absolutamente preparada para dar ese paso. Por lo general nunca antes de la tercera sesión.
Otro método eficiente y muy extendido en el tratamiento de fobias es la PNL o programación neurolingüística donde de manera guiada se siguen unas indicaciones planeadas y medidas para el caso concreto.
Pero en definitiva la mejor forma de tratar la cinofobia es a través de la sugestión guiada. Cuando hablamos de sugestión es fácil pensar en hipnosis, pues esta es una forma más de sugestión. Pero lo cierto es que casi nunca empleamos la hipnosis para la fobia a los perros. Preferimos sugestiones valoradas, guiadas y demostradas paso a paso, que ayudan al subconsciente a pasar página.
Todo esto lo acompañamos con una formación acerca del mundo del perro, para que la persona conozca y valore a cada perro de un modo preciso. Este conocimiento les dará objetividad, la cual junto con el resto del proceso les abrirá las puertas a un nuevo mundo.

miedo a los perros

¿Qué la causa?

La causa primera de la cinofobia no es una mala experiencia acontecida con perros, aunque esta existiese en algunos casos. La causa subyacente es la propia autosugestión de la persona que la padece. En muchos casos se debe a sugestiones guiadas por familiares en edades tempranas, del tipo: Cuidado con el perro, que muerde. 
Pueden ser, en otros casos, sugestiones autoinducidas de manera perceptible o imperceptible.
Hay un dicho que dice: ” Repite una mentira el número suficiente de veces y se convertirá en verdad” Y es perfectamente aplicable a las cinofobias provocadas por sugestiones propias o ajenas.
Por eso, como decíamos en el punto anterior, la forma más eficiente de tratar el miedo a los perros suele ser la sugestión.

¿Qué síntomas provoca la cinofobia?

Sudoración, taquicardia, sensación de frío, estremecimiento, aumento de la presión arterial, son algunos de los síntomas más comunes. Pero en los casos graves también puede provocar reacciones impulsivas y descontroladas. Estas en muchas ocasiones pueden entrañar peligros para la persona fóbica. Cruzar una carretera sin tan siquiera mirar, correr de forma incontrolada e incluso saltar de alturas poco aconsejables, son algunos ejemplos. Estas reacciones impulsivas extremas se deben a lo que se denomina un secuestro cognitivo. El subconsciente del sujeto se hace cargo de la situación sin raciocinio alguno. En estos casos es imperativo tratar de solucionar la fobia.
Por supuesto hay otras actuaciones menos impulsivas pero que condicionan el día a día en gran medida. Cambiarse de acera al avistar un perro. Dar media vuelta y volver sobre sus pasos a pesar de tener prisa. Abandonar una terraza en la que se estaba agusto. Enfadarse por la presencia de perros sueltos y un largo etc de posibles variaciones.

¿Tiene solución?

La respuesta es sí, siempre la tiene. Cualquier persona, por especial que pueda creer que es su caso puede superar esta fobia. No son pocos los clientes que tras superarla ahora poseen uno o varios perros. Puede parecer paradójico, pero somos humanos y está en nuestra condición superar un miedo y luego terminar amándolo. El por qué de esto es posible por el conocimiento adquirido en nuestras sesiones. Pasar página de una fobia, como la del miedo a los perros, es suficiente recompensa. Pero si además el conocimiento adquirido acerca de los perros y su comportamiento nos puede ofrecer más, ¿por qué no aprovecharlo?
Por supuesto no quiere decir que todos terminen comprando un perro. Ni mucho menos, pero podrán disfrutar con los perros de otros o simplemente se reirán de sus curiosidades.

MIEDO a los perros, más común de lo que pensamos

Miedo a los perros, la carga silenciosa que padecen miles de personas en una sociedad en la que cada vez hay más y más perros. En algunas ciudades españolas el número de perros supera al número de niños pequeños, es un dato curioso cuando menos.
Llevamos trabajando el miedo a los perros durante los últimos 10 años. Hemos desarrollando un sistema propio y único que ofrece resultados espectaculares. Hemos ido estudiando, probando y analizando los descubrimientos que han surgido de la investigación en la psicología del comportamiento humano. Gracias a nuestro sistema de trabajo hemos podido trabajar con cientos de personas que nos han trasladado sus problemas. Este trabajo nos ha permitido adoptar técnicas y desarrollar las nuestras propias. Al final la conclusión es evidente, cada persona es única y su problema de fobia también lo es. Por ello adaptamos la metodología a cada cliente en particular para ofrecerle aquello que mejor va a funcionar con esa persona.

¿Qué entendemos por mejor?

En el miedo a los perros, o cinofobia, mejor es aquello que ofrece resultados rápidos y de manera ecológica para la persona.
Cuando hablamos de ecología personal nos referimos a que la solución al problema no le genere otros problemas y/o conflictos.
Cuando decimos rápido hablamos de pocas sesiones, 4 en total. Tenemos muchos clientes que en una sesión terminan con su fobia. Pero no es necesario pensar en una o cuatro sesiones, lo único necesario es ponerse en acción. Trabajaremos al ritmo que cada persona necesite para obtener el mejor resultado.
Enseñamos a cada cliente a conocer y entender a los perros, algo en lo que tenemos mucha experiencia. Solo por esto muchas personas pasan página de una forma increíblemente rápida.
Ahora algunos de nuestros clientes,por ejemplo, trabajan en clínicas veterinarias o son voluntarios de protectoras de animales.

Todo es posible si se tiene la determinación de acabar con la fobia a los perros. Lo único que necesitas es que alguien te enseñe el camino.

fobia a los perrosNo te haremos preguntas del tipo ¿por qué tienes miedo? ni intentaremos argumentátelas. Lo que sí haremos será darte herramientas para que puedas avanzar.

¿Te imaginas aprender a distinguir entre qué perros son sociables y cuáles no lo son?

¿Puedes imaginarte disfrutando de la compañía de perros?

Pues estás a solo un paso de poder hacer esto y mucho más. Toda España.

Llama para contarnos tu caso y te atenderemos sin que ello te comprometa a nada.