La agresividad canina es nuestra especialidad. Desde hace 10 años recibimos casos de toda Europa. Aceptamos los casos más difíciles, aquellos que nadie más acepta y conseguimos resultados.

El Centro Canino Roblezal, es el referente nacional en el tratamiento y la rehabilitación de perros agresivos, especialmente en razas grandes o poderosas. A nuestro centro llegan perros de toda Europa, referidos en muchas ocasiones por otros adiestradores no especializados en la agresividad canina. También recibimos y asesoramos a profesionales del sector que quieren ampliar su experiencia en la modificación de la conducta agresiva, ya que este tipo de conducta requiere de profesionales con años de experiencia en su tratamiento.

La agresividad canina, se puede presentar de diversas formas, en diversos estadios o grados y en perros de cualquier raza, edad o sexo.

La agresión puede ir dirigida a otros animales de la misma u otra especie, siendo la más común la agresión intraespecífica entre canes.  Pero puede dirigirse hacia cosas y por supuesto hacia personas de cualquier edad, incluidos los niños. Esta última, por supuesto, es la variante que entraña más peligro.

Cuando un perro da muestras de agresividad, lo más correcto es buscar la ayuda de un profesional, especialista en agresividad canina cuanto antes.

Si atajamos el problema en una fase temprana, siempre será más fácil de solucionar. Intentar solucionar el problema por su cuenta o siguiendo recomendaciones de amigos no funcionará y en casi al 100% de los casos la conducta empeorará. Además deberemos extremar las precauciones en todo momento, para evitar que ocurran accidentes mientras buscamos ayuda. Un ataque de nuestro perro a otra persona e incluso a otro animal puede conllevar una denuncia por parte de terceros.

Cuando nuestro perro entra en el “Sistema Judicial” normalmente se solventa con una multa (dependiendo del tipo de ataque) y medidas cautelares (como la inclusión en ficheros de PPPs e incluso el veto en comunidades autónomas. Pero si nuestro perro reincide, se puede tomar la decisión judicial de sacrificar al perro. Estas medidas digamos que no se toman a la ligera, pero son más frecuentes de lo que la mayoría piensa.

la agresividad canina

La rehabilitación de perros con agresividad canina (sobre todo hacia las personas) es una labor muy importante. Ya que los perros con este tipo de problemas, considerados como muy graves y peligrosos, tienen muchas probabilidades de acabar sacrificados por ser su comportamiento incompatible con la convivencia con humanos. En muchos casos sus propietarios terminan desbordados y se sienten incapaces de continuar.

Desde el Centro Canino Roblezal abogamos por el sacrificio cero.

Por ello aceptamos la mayoría de los casos de agresividad. Los casos que tras su evaluación no son admitidos, responden a cuadros agresivos derivados de patologías físicas o psíquicas para los que no existe tratamiento, como por ejemplo la distimia o síndrome de cólera del Cocker.

Lo primero que hacemos en todos los casos es intentar averiguar la causa de la agresividad, la cual puede tener diferentes orígenes, como pueden ser el miedo, la posesividad o la dominancia entre otras muchas, además de factores genéticos. En muchos casos se aúnan varios factores que sumados entre sí pueden agravar mucho la situación.

Siempre descartaremos que la agresividad la produzcan causas de tipo fisiológico (enfermedades que puedan provocar dolor o malestar por ejemplo). Ya que mientras exista una dolencia que actúe como detonante, no será efectivo el tratamiento.

Determinaremos también si la agresividad viene dada por componentes genéticos.

Es decir si el origen de la agresión es heredado. Aunque los casos con este tipo de origen son los menos, debemos decir que nos remiten perros donde la genética es la responsable de la agresión y en estos casos no es posible la rehabilitación al 100%. Podemos conseguir mejoras sustanciales, pero la base genética no se puede eliminar o modificar.

La rehabilitación psíquica de los perros agresivos, la realizamos siempre en régimen interno, en periodos mensuales. El 99% de los perros tratados anualmente se rehabilitan en tan solo un mes de estancia con nosotros. Pero todos los dueños de perros con este tipo de problemas graves, deben saber que tendrán que mantener las pautas de control y manejo que aquí les enseñemos, para que el animal no recaiga en su comportamiento anterior.

Si usted se encuentra en algún tipo de situación con su perro que requiera su rehabilitación, no dude en contactar con nosotros y sin compromiso, antes de tomar una decisión fatal para su animal. Somos su centro de rehabilitación canina especializado en agresividad.